La cobia de Open Blue
La cobia de Open Blue

Nos consagramos totalmente al cultivo de nuestros peces, lo cual se nota a simple vista. Es impresionante la calidad, sabor y versatilidad de la cobia de Open Blue. Nos ocupamos con gran esmero de cada etapa del proceso para garantizar que le podamos proporcionar el mejor pescado posible. Lo que usted consume es el pescado blanco más puro y saludable, y con el mejor sabor disponible en el mercado. 

Versatilidad culinaria de la cobia

La cobia de Open Blue es un pescado verdaderamente versátil que puede prepararse en una infinidad de formas culinarias. Gracias a que posee la alta calidad necesaria para preparar el sashimi, usted la puede degustar cruda o cocida en una amplia variedad de recetas. Y su sabor, ni se diga, es inigualable. Ofrece un sabor a mantequilla, rico y excepcionalmente delicioso en cualquier forma de preparación.  

Cómo preparar la cobia de Open Blue

Puesto que presenta la alta calidad necesaria para preparar el sashimi, se puede consumir cruda o cocida. Degústela en sushi, estilo tataki o en rebanadas de sashimi; también es perfecta para el ceviche.

Su textura es ideal para prepararla a la parrilla, al horno, asada o dorada. La cobia es deliciosa en cualquier modo de preparación; se trata de un pescado verdaderamente versátil.

©Rêveur d’images

Loin

Recommended for sushi, sashimi and other raw applications.

Tail

Recommended for sushi, tartare, grilling and frying.

V-Cut Fillet

Recommended for roasting, poaching, smoking and steaming; can also be portioned into other cuts.

Belly

Recommended for tartare, grilling, roasting, curing and smoking.

Collar Cut

Recommended for grilling, braising and stewing.

Refuerza la salud y la alimentación

Nuestra cobia es cultivada con mucho esmero en aguas profundas e impolutas y siempre en mar abierto. La cobia de Open Blue es pura, saludable e inocua, libre de contaminantes, hormonas, colorantes y pesticidas.

Nuestros peces se crían en un ambiente sin tensión, de baja densidad y alta energía. Esto nos permite obtener peces más sanos que presentan de forma natural un alto contenido de proteínas y un contenido muy elevado de omega 3 (DHA y EPA), con niveles de casi el doble del salmón cultivado del Atlántico.